Valoración año político 2017

Alcalá permanece en 2017 estancada y en estado de parálisis. Tan solo hay que observar los asuntos que el equipo de gobierno socialista lleva pleno tras pleno para comprobarlo. Hay sesiones plenarias en las que el orden del día tan solo incluye uno o dos puntos de pura gestión y para colmo suele ser meramente rutinaria. En este contexto, los principales debates sobre la situación del municipio los ha llevado el PP. Cuestiones como la activación del Plan de Protección del Casco Histórico (PEPRI), que lleva seis años en el cajón del concejal de urbanismo y cuya paralización está haciendo un daño enorme a esta zona. O Etnosur, cuyo modelo de gestión llevamos a Pleno y demostramos el derroche que se produce en torno a su organización.

Nos preocupa especialmente la pérdida galopante de población del municipio, con dos ámbitos especialmente afectados como son el casco histórico y la mayoría de aldeas. Al margen de la activación del PEPRI hemos propuesto bonificaciones fiscales y la mejora de servicios e infraestructuras, y ante todo la generación de oportunidades laborales con una mejor atención al tejido industrial. En este sentido hemos solicitado al PSOE gestiones para el establecimiento del Clúster Andaluz del Plástico en Alcalá y la construcción de la variante que conecte los polígonos Chaparral y Llano Mazuelos.

También nos preocupa la escasa ambición que está demostrando el PSOE a la hora de abordar los grandes problemas del municipio y cómo ha reducido su acción de gobierno a la gestión de la rutina, que sin embargo vende como una gestión de excelencia gracias a la política de agitación y propaganda que practica. Pero lo cierto es que detrás de tanta excelencia se esconde un PSOE incapaz de realizar una gestión ambiciosa y de altura con el presupuesto ordinario y que necesita la inyección de dinero europeo a través del EDUSI para realizar los proyectos de su programa electoral.

Anuncios
Etiquetas:
A %d blogueros les gusta esto: